La mirada interior: la clave del oficio de poeta | Podcast

Ponte los audífonos, estas a punto de escuchar un nuevo episodio del Podcast de Libreta Negra.

Escucha y suscríbete a este podcast desde tu celular:
En Spotify | En Spreaker | En Apple Podcast | En Google Podcast


Hay un texto que me impactó mucho en mi búsqueda estética como escritor: Cartas a un joven poeta.

Fueron escritas por Rainer Maria Rilke al joven escritor Franz Xaver Kappus. En ellas, Rainer revela el ideario del poeta y su concepción del mundo, desde su visión de la vocación y de la inspiración literaria hasta sus meditaciones sobre la soledad inherente a la tarea del creador.

En la primera carta encontramos la clave para comprender el oficio del poeta: la mirada interior. Esta mirada no es otra cosa que una aguda intuición, que es válida para todos los que buscan hacer de su vida una obra maestra.

poesia cuerpo 1
La clave del oficio del poeta es la mirada interior | pixabay

Cada una de las tesis recogidas en la primera carta vienen completadas por las afirmaciones de las nueve cartas restantes.

Al leer esta carta número uno solo se me viene una pregunta a la mente: ¿por qué leemos y escribimos poesía? ¿Qué encuentran en este género quienes escriben versos como si se tratara de un asunto vital?

Incluso, podemos hacernos una pregunta todavía más interesante: ¿qué relación tiene la poesía con las otras formas de narrar la realidad?

Hay una frase de Borges sobre la poesía que me parece resume todo el género: “nadie es un poeta de ocho a doce y de dos a seis. Quien es poeta es uno siempre, y continuamente atacado por la poesía”.

Roberto Penn Warren dijo sobre la poesía que “en el fondo, un poema no es algo que se ve, sino la luz que nos permite ver. Y lo que vemos es la vida”.

Y todo eso me lleva a una pregunta:  ¿qué es la poesía?, ¿para qué le sirve a la humanidad la poesía? En esa búsqueda, llegué a una definición fantástica originada en su raíz griega.


La poesía significa: acción, creación o composición; los griegos entendían esta palabra como ‘engendrar’ o ‘dar a luz’


Para entender su significado más profundo, tenemos que regresar varios miles de años en la historia.

Fueron los griegos quienes entendieron que hay tres tipos de poesía, la lírica o canción, cantada con acompañamiento de arpa de mano, que es el significado que luego se generalizó para la palabra poesía, incluso sin música; este es el subgénero más común en la actualidad.

Pero los griegos también desarrollaron la poesía dramática o teatral, esa en la que obras de teatro eran acompañadas por guiones poéticos que literalmente se cantaban en los recintos de Grecia.

Estas sociedades también cultivaron la poesía épica o narrativa, de la que recordamos increíbles ejemplos como La divina comedia de Dante Alighieri entre el año 1304 y 1321.

Filósofos como Platón dijeron que la palabra poesía abarcaba en sí misma toda la literatura. De hecho, el termino poiesis significaba: trabajo artesanal.


Al autor, artista o fabricante griego se le llamaba poietés: poeta


Y observen esto: poesía era un término que aludía a una actividad creativa que le otorgaba existencia a algo que hasta entonces no existía.

El poeta es un creador de realidades, de escenarios posibles, de significados.

De allí que la poesía griega se caracterizara por ser una comunicación no destinada a la lectura, sino a la representación ante un auditorio, realizada por un individuo o un coro con acompañamiento de un instrumento musical.

Esto me recuerda algo, el relato de la creación bíblica. El génesis hebreo comienza así: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz”.

Allí estaba la actividad creativa: dar existencia a algo que hasta entonces no existía. Este relato bíblico y toda la historia de la creación dan cuenta de lo que es la poesía en sí misma: dar a luz.

jerusalem-980328_1920.jpg
La Biblia contiene dos libros poéticos: Salmos y Cantar de cantares, en los que se narra la historia judía | pixabay

Un profeta judío de la época de Jesús dijo también lo siguiente: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era Dios. Todas las cosas por él fueron hechas (por el verbo) y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho”.

De aquí viene esa frase popular entre los escritores, quienes dicen que la poesía es el “lenguaje de los dioses”.

Alejándonos un poco de la tradición monoteísta y hebrea, tenemos que atender que la poesía fue una manera de narrar sucesos.

Las culturas egipcias, por ejemplo, escribían poesía en jeroglíficos y las cantaban ante el público para que fuera más fácil recordar el contenido del mensaje.


Fue en poesía que la historia de las culturas se transmitió de generación en generación


Ezra Pound en su libro El arte de la poesía dice que el poeta tiene una importante responsabilidad social porque moldea el imaginario de su tiempo.

La poesía contemporánea, un tanto distinta a la de épocas antiguas, ha evolucionado de formas inimaginables. En la actualidad abundan los poemas; un vistazo por los blogs de literatura nos demuestra su auge.

Los cierto es que cada escritor busca su enfoque, cada uno crea desde sus propios imaginarios. Algunos amigos literarios me explicaron qué significa para ellos este género literario.

Susana Illera, una diseñadora gráfica y escritora que vive en Miami, Florida, escritora del libro «Clara: Cuentos & Poemas», nos contó que escribe poesía para comunicarse con ella misma.

Alexander Campos, otro joven escritor, comunicador social y periodista, ganador en varias oportunidades del Premio de Poesía de Cali y autor de la novela Santamaría, dice: “encontré en la poesía un género que me permite generar sentido”.

poesia cuerpo 2
Una de las funciones de la poesía es moldear el imaginario de cada época | pixabay

Alejandra Lerma, una comunicadora social y periodista que ha tenido una brillante carrera como poeta, habiendo ganado, entre otros, el Premio Nacional de Poesía Tomás Vargas Osorio, y recientemente el Jorge Isaacs 2019 de Autores Vallecaucanos, explicó que su encuentro con la poesía fue más natural que racional.

En últimas, cada poema es único y cada poeta también. Octavio Paz dijo en una ocasión que “en cada obra late, con mayor o menor grado, toda la poesía. Cada lector busca algo en el poema. Y no es insólito que lo encuentre: Ya lo llevaba dentro”.

Pero, ¿cuál es la relación que existe entre poesía y otros géneros para contar la realidad, si es que acaso la hay?


Alejandra Lerma explica que, más que tener una función social, el poema es “una ofrenda, un regalo humano de introspección y transformación”


En la misma obra de Ezra Pound, El arte de la poesía, el escritor se refiere a ciertas características del lenguaje poético, y que serán de gran ayuda para escritores de todo tipo.

El manejo de la imagen

Fanopea (manejo de la imagen): un  buen poema debe lograr crear (dar a luz) en la mente del lector, una imagen, una relación, un símil, una metáfora.

La buena poesía es metáfora por excelencia.

El discurso del pensamiento poético

El segundo eje central del poema contemporáneo es la logopea (el discurso del pensamiento poético): La poesía suscita una reflexión en el lector, una mirada de la realidad. Algunos críticos literarios muy osados han dicho que la buena poesía es filosofía. No estoy tan seguro del alcance de esto, pero lo que sí es cierto es que el poema es un mundo de significados.

El ritmo y la eufonía

Por último, otro elemento importante del poema es la melopea (el manejo del ritmo y la eufonía).

Siempre he pensado que el poema es una caja de resonancia en el que se depositan las palabras. Encontrar el ritmo adecuado, el remate al finalizar cada verso, la unión perfecta entre distintas palabras, es en sí el trabajo de un buen poeta.

Cuando una frase sobra, cuando el sonido de una palabra desencaja, la caja de resonancia no emite su sonido natural y el poema se arruina.

La lectura y la escritura de poesía es un gran ejercicio del oído para aprender a escribir textos sonoros, es decir, que suenen bien, que sean armónicos en la mente del lector.

Ha sido este desarrollo poético el que ha permitido que seamos lo que somos. La función de un poeta en la sociedad es tan importante como la del mejor científico: de hecho, se dice que las mejores épocas de la humanidad han sido aquellas en las que abundan los poetas.

Leer y escribir poesía no solo mejora la capacidad expresiva, nos permite conocer con más detalle por qué somos lo que somos. En últimas, estamos hechos de palabras, somos poesía.

Gracias por escuchar este podcast. Recuerden que pueden dejarme un mensaje al WhatsApp (+57)3185631756 en Colombia con sus opiniones y aportes, estaré publicando sus voces y comentarios en próximos episodios.

Conoce aquí mi proyecto de crowdfunding #UnaVakiporLibretaNera para hacer nuestro sueño de seguir al aire una realidad. Tus aportes son clave para que Libreta Negra desarrolle la editorial transmedia y podamos tener más episodios del Podcast.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .