Un lugar común | Poema

Lugar Común, Poema 13 / Harold Cortes

Medellín, 2017

De pronto, un lugar común.
Rostros amenos hilan la ciudad.

Palmas con graznidos de pájaros
Cantan a la bruma en la plaza de Botero.
La curiosidad me revitaliza,
El caos me constituye, me transforma:
lo noche no puede comer estos rostros,
los rostros están en mí,
yo soy la noche;
la sombra serena de los habitantes,
su lucha,
su intento.

¿Me transformo?
¿Me adapto?
¿Mudo de piel?
La ciudad que me teje su aura,
Rostros que no quieren decir adiós.

La mujer con espejo
me mira con ojos de luna llena.
Busca en mi rostro su reflejo
o una noche de amor.
¿Eres tú, amiga mía, esposa mía
la mujer en el espejo?
Que responda Botero.

Cuando el sol es alto
visito un pueblo de ficciones.
La urbe ruge al fondo,
muestra su condición humana
y hace temblar los barandales
de mi serenidad.

Caos
Furia
Patria.
De pronto, un lugar común.

*Este poema hace parte de una colección de obras inéditas del autor y están registradas en la propiedad de derechos de autor según la ley vigente.

Un comentario en “Un lugar común | Poema

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .