¿Qué sendero es éste? | Poema

El día.

Una epifanía del cielo en la tierra.
Besos del sol, un alba gastada.

La noche.

El sueño que se ahonda en la oscuridad.
La palabra que queda en suspenso, el olvido.

El día…

Rostros incrustados en la piel de los ríos.
El alba sigilosa y en el alba
La quietud del tiempo.

La noche.
Ese otro hábito del silencio,
La parsimonia del espíritu, purificación.

¿Qué secreto esconde
el antes, el ahora y el después?

¿Qué sendero es este
por el cual recorre el Valle?

¿Qué valle es este cuyo cerco es interminable?

¿Qué valle es este que esconde leyendas y batallas?

Es inane su reposo.
Persiste en la vega, en el pueblo, en una habitación.
El Valle me hace convulso y yo soy ese Valle.

Nací bajo el alba y el crepúsculo
Absorto en días sin lunas ni soles.

Acaso el sendero está en mí.
Acaso de mi sueño surgieron,
profundos y eternos,
la noche y el día.

*Este poema hace parte de una colección de obras inéditas del autor y están registradas en la propiedad de derechos de autor según la ley vigente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .