Las FARC y las armas de la persuasión

La noticia publicada el pasado 27 de agosto en el periódico El Espectador sobre el inicio del partido político de las Farc, es el abre bocas de lo que será un estratégico discurso político.

Un discurso que se suscribe desde lo educativo-doctrinal, según pienso, teniendo en cuenta declaraciones tales como: “seguiremos siendo tan revolucionarios como siempre” y que lo lograrán mediante “las masas organizadas y el movimiento en los más diversos escenarios”.

Una apuesta ambiciosa por parte de las Farc, pues, de otra manera, ¿cómo lograrán ser influyentes?

Es así como el comienzo de este partido, al que, de momento, prefieren llamar: Fuerzas Alternativas Revolucionarias de Colombia, considero iniciará ―si es que pretende sobrevivir en el infierno de los partidos políticos― con un adoctrinamiento estratégico de sus valores y propósitos, mediante el recurso de la retórica, la producción cultural, la instauración de valores y la educación popular en sectores específicos del país. ¿Hegemonía?

Si bien este partido cuenta con financiación para promocionar sus campañas políticas en todo el territorio nacional, su mayor arma será la capacidad de convencimiento, pues, como dijo el máximo dirigente del partido comunista chino, Mao Zedong: “La única forma de convencer es la persuasión, no la coacción”.

Las Farc ya desplegaron su armamento retórico, el que apela al pueblo, a las masas, a la “democracia” —¿qué significa democracia para ellos?—, a la “revolución sin armas”.

Un armamento que usan una centena de políticos en este país. El que usó el expresidente Uribe en su campaña por el No o el que usa el presidente Santos en su último año de gobierno.

Esperemos, pues, con mente abierta y espíritu crítico el pinchazo sutil de su retórica ideológica. Y al mismo tiempo, como lo expresó Pierre Bourdieu en el concepto de Hegemonía Cultural, preparémonos para su campaña, usemos el sentido común.

No caigamos en las garras de la manipulación política que se ha alimentado de Colombia, como un parásito intestinal, en tiempos de campañas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .