Los siete pecados de Latinoamérica

1. Vivimos y trabajamos una historia que desconoce la subhistoria que la hace posible. 

Como consecuencia observamos en la cotidianidad las graves discrepancias que se dan entre los proyectos de los entes políticos gobernantes y las aspiraciones y motivaciones que se gestan en diversos sectores de la sociedad.

2. Buscamos justificación para nuestras acciones en los planteamientos o pensamientos que atribuimos a nuestro difunto héroe de turno.

Buscamos pretextos y justificación a nuestros propios conflictos sociales en el accionar de nuestros dirigentes, como quien saca la basura de su casa, riega todo en la calle y atribuye el desastre a las empresas de servicio público de la ciudad.

3. Vivimos y trabajamos modelos de sociedad que desconocen la complejidad creciente de la sociedad real en que estamos inmersos. 

Tecnócratas diseñan soluciones antes de haber identificado el ámbito real de los problemas. Políticos aprueban proyectos para el país sin conocer las profundas necesidades históricas del pueblo.

4. Vivimos y trabajamos la importancia orientadora de nuestros conocimientos formales adquiridos.

De allí que observamos en tantos dirigentes un miedo patológico al protagonismo y a la libertad. Después de todo, nuevos conocimientos, posturas diferentes y modos de acción política contrarios a los habituales, generan incertidumbre.

man-rock-stone-monument-statue-freedom-1098298-pxhere.com

5. Vivimos y trabajamos la construcción de un orden, sin entender lo que es ordenable ni lo que estamos ordenando. 

¿Qué debe ser corregido realmente en nuestro continente? ¿Cuál es el abismo que tiene a América Latina sumida en una crisis?

6. Confundimos así la ley con la justicia y el reglamento con la eficiencia. 

Identificamos la generosidad con la limosna y la participación con la reivindicación concedida.

7. Utilizamos las palabras sin respetar su contenido y acabamos así construyendo caricaturas en vez de contextos coherentes en los cuales sustentar la construcción de nuestros proyectos de vida individuales y colectivos.

***

Reflexiones del libro: Desarrollo a Escala Humana: conceptos, aplicaciones y algunas reflexiones, de Manfred Max-Neef, Antonio Elizalde y MartínHopenhayn

desarrollo a escala humana.FH11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .