El cuento corto: descripciones, diálogos y escenas

Un perfumista aseguraba que “las mejores fragancias se guardan en frascos pequeños”. Y lo mismo puede decirse de los cuentos cortos.  Son precisos, sugerentes y permiten evocar en la mente del lector una reflexión sobre la vida.

Sin embargo, a la hora de escribir este género, en principio sencillo pero en la práctica escurridizo, es necesario tener en cuenta su objetivo principal: impactar en pocas páginas. Veamos 3 cosas, de momento, acerca de este bello género literario.

1. LAS DESCRIPCIONES

En los cuentos cortos (digo corto porque un cuento largo puede tener hasta 50 páginas) las descripciones deberían ser más bien cortas. Las grandes descripciones de espacios y lugares son precisas para una novela, cuya extensión mínima es de 120 páginas.

En los cuentos cortos es preferible menos descripción y más acción. Por ejemplo, preferir contar qué hacía el personaje, qué pensaba, qué estaba a punto de hacer pero no se atrevía, en lugar de contar cómo era un espacio a todo detalle. Por supuesto existen cuentos con descripciones largas, pero incluso esas descripciones obedecen a la intención del relato o aportan a la trama y al clímax.

Las descripciones largas en los cuentos cortos tienen el peligro de hacer lento el relato. Algo que estoy seguro no queremos que suceda, menos con lectores que no están habituados a invertir más de 20 minutos en un cuento.

Pensemos por un momento qué clase de cuentos amamos leer. ¿Son repletos de descripciones sobre un espacio y se detienen a contar cómo es el atardecer o el color del cielo? ¿O por el contrario son cargados de acción, pensamientos del protagonista, enigmas, etc.?

2. LOS DIÁLOGOS Y LA JERGA

Los cuentos cortos, en la gran mayoría de los casos, tienen diálogos.

A excepción de algunos escritores como Gabriel García Márquez, cuyos cuentos eran exquisitamente narrativos, los cuentos —más bien los lectores— contemporáneos piden una escritura de diálogos que sobresalga, que permita ver las emociones y el carácter de los personajes. Pero cuidado, hay que saber incluirlos en el relato porque un mal diálogo puede ser la puerta de salida para un lector desesperado.

Para escribir diálogos basta con tener en cuenta lo siguiente:

La línea que se utiliza no es una viñeta ni un guión corto “-“, este es un error común que cometen algunos escritores noveles y que puede ser motivo de descalificación en un certamen literario.

El símbolo correcto para la redacción de diálogos es un guión largo: “—” . Basta con buscar en tu plataforma de escritura, Microsoft Word por ejemplo, la opción de símbolos e insertarlo en el texto.

—Ana Dolores —le dijo el hombre de las tenazas—: las antorchas ya deben verse desde el pueblo.
—Mejor: así sabrán que la protesta iba en serio.
—Que vengan juntos, ejercito y policía.
—¿Y si disparan?
—Que disparen, Lorenzo. A nosotros ya no pueden matarnos, porque para el gobierno no existimos: ya estamos muertos.

Fragmento de la novela: Rebelión de los oficios inútiles
Daniel Ferreira

Así mismo, ten presente que las acotaciones deben ser precisas. En el ejemplo anterior hay una sola acotación: “le dijo el hombre de las tenazas”. Es una descripción corta del narrador para dar a entender las expresiones, sentimientos del personaje o para dar claridad de quién es el emisor.

Las acotaciones se escriben entre guiones, dejando un espacio entre las oraciones principales. Al final de cada acotación debe ponerse su respectivo signo de puntuación, por ejemplo:

Oración principal:

—Ana Dolores: las antorchas ya deben verse desde el pueblo.

Oración compuesta: 

—Ana Dolores —le dijo el hombre de las tenazas—: las antorchas ya deben verse desde el pueblo.

Ahora la Jerga. La jerga es buena en ciertos cuentos. Pero debe ser justificable su uso. Por ejemplo, si unos recolectores de plástico en la calle, cuyos estudios han alcanzado, como mucho, la primaria, están hablando de la política de Colombia, la utilización de la jerga propia de este grupo social es necesaria.

Por el contrario, si se trata de historias en donde los personajes tienen un nivel de educación promedio debería respetarse su estilo de lenguaje. Quizá en los cuentos o crónicas culturales los personajes utilicen una jerga muy coloquial como: “parce”, “papi”, “cucha”, y quizá por esa razón algunos escritores de FICCIÓN la usen en sus textos. No está mal, siempre y cuando los personajes tengan estos rasgos de personalidad bien definidos.

Colocar jergas en la boca de los personas de manera indiscriminada puede entorpecer la lectura, especialmente cuando se trata de cuentos que pretenden ser publicados en una editorial y que buscan alcanzar a un publico extenso mediante un “lenguaje universal“.

3. LAS ESCENAS

En los cuentos cortos se sigue un hilo conductor ininterrumpido por escenas o asteriscos. La práctica de agregar tres asteriscos (***) para dividir las escenas es una recurso estilístico que vino con las novelas americanas de suspenso y acción de finales del siglo XX, en donde los sucesos transcurren como una película. Una escena aquí, una escena allá.

En los relatos de corta extensión es preferible no hacer uso del famoso “cambio de escena”, a menos que el personaje se despierte de un sueño y toda la escena cambie al contexto de su habitación, por ejemplo.

Novelas como La Biblia de Barro de Julia Navarro usan esta técnica, debido a que la historia esta dividida en un sin fin de escenas las cuales generan suspenso y dinamismo debido a los diversos personajes que se encuentran en ella.

Un cuento corto debe buscar siempre la fórmula: inicio, nudo, clímax, desenlace.

En lo personal prefiero escribir la historia de principio a fin mostrando al personaje, perfilándolo, justificando sus comportamientos (inicio), luego sometiéndolo a un problema (nudo), seguidamente complicando ese problema al extremo (clímax), para luego proponerla una solución inesperada (desenlace).

Recordemos que el cuento corto es acción, suspenso e inmediatez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .