¿Bloqueo de escritor? Escuchar música aumenta la creatividad

Consejos de escritura creativa Harold Cortes

Quiero reflexionar contigo acerca del arte. Así como el pintor que se acerca al lienzo con el alma vacía y la mente iluminada, y va plasmando su propia piel en las pinturas, dando sentido, unidad y existencia a su ser interior, la escritura confluye en un mismo océano de reflexiones.

Toda arte confluye en el mismo mar de pensamientos. El ajedrez, por ejemplo, visto no como ciencia o deporte, sino como bello ritual de las artes, también es, como la escritura, un ejemplo de la sublimación del alma sobre el tablero.

Pero sobre todas las artes, aquella que da vía libre hacia el propio mundo interior es la música, quizá una de las más agraciadas artes de la humanidad.

musica creatividad.png
La música puede detonar en una gran idea creativa | canva

Solamente piensa en los efectos emocionales (e incluso psicológicos) que produce aquella canción de amor que te dedicaron alguna vez, o esa que logra conectarte con tu propio mundo interior.

Es increíble cómo reaccionamos frente a la música, ¿verdad? Lloramos, reímos, nos sentimos poderosos, estrellas de rock, actores de Hollywood, más sexys o menos intelectuales, etc.

Ahora, vayamos al terreno de las palabras. Pensemos por un momento en los grandes escritores. Pensemos en su proceso creativo y en las frustraciones que les amenazaron diariamente. Todos ellos, de alguna u otra forma, superaron el difícil proceso de exprimir el cerebro hasta que destilara alguna gota de imaginación. Pero, ¿cómo lo hicieron?

Hay varias formas de hacerlo, y para cada escritor puede ser diferente. En una entrevista con Armando Durán, Grabriel García Márquez dijo que él escribía casi todo el día, de nueve de la mañana a cuatro de la tarde, en un lugar con buena calefacción, mínimo ruido y un overol para que, cuando faltaran las musas, pudiera estar preparado para arreglar alguna cosa en la casa.

escritura.png
La música le permite al cerebro dejar volar la imaginación | canva

Antonio Tabucchi, gran escritor Italiano, dijo que se la pasaba todo el día escribiendo en alguna casa familiar, un café o donde fuera que sintiera paz y tranquilidad.

Pero al ir un poco más allá, al preciso momento de la redacción, notaremos que plasmar en un papel en blanco una historia (real o ficticia), un poema o un relato, significa no solo disponer de un lugar propicio, sino más bien despojarnos de nuestros más íntimos sentimientos, deseos y frustraciones.

La música, en algún sentido, nos permite despojarnos; desinhibirnos. Solo hace falta poner alguna canción cuando nos encontramos con cierto ánimo, ¡y todo nuestro ser se armoniza con la melodía, la letra y el compás!

Con esto quiero decir que, si bien los grandes escritores disponen de un lugar cómodo, fresco y afortunadamente silencioso para escribir, un elemento que también permite a las musas cumplir su papel dinamizador es la música.

Carla Guelfenbein, escritora argentina, comentaba en cierta ocasión que la canción que inspiró gran parte de su novela, Contigo en la distancia, fue: Contigo a la distancia, de Los Tres Ases.

Y al leer cada palabra y escuchar el melisma de las oraciones y párrafos, vemos claramente que este es el tono de la novela. Esta canción cubana indiscutiblemente evoca el tipo de sentimiento plasmado en la historia, ¡y claro!, la escritora seguramente la escuchó un par de veces durante el proceso de escritura.

Otro caso interesante en el cuál la música fue la musa del proceso de escritura es la novela del escritor caleño Andrés Caicedo: ‘Qué Viva la Música’, una mezcla de salsa Valle Caucana que logra conectar la historia con la cultura musical del contexto social en el que se enmarca el relato.

Por supuesto que hay muchos ejemplos más en los cuales la música ha inspirado grandes relatos. Solo pensemos en todas las películas que hemos visto, alguna canción es el hilo conductor de la creatividad de los productores de cine y personajes de la historia.

Te invito también a leer mi microrelato Horacio y el arbol de peningar escuchando la canción que guió mi imaginación hasta el punto final. Es una canción Japonesa, soundtrack de la película In The Mood for Love Song. Dicha melodía me atrapó por más de 2 horas antes de poder escribir la primera palabra del cuento. ¡Horacio no existiría sin aquella melodía!

Es así como la música logra sacar todo lo que hay en nuestra alma. La música y la escritura se unen, como un acto religioso, dando vida a las más bellas formas de creación artística. Lo mismo ocurre en la pintura, en el deporte, incluso en la relación sexual matrimonial.

El caso es que, luego de seleccionar aquella canción que puede inspirar tu poema o relato, y dependiendo de su enfoque, situación comunicativa, contexto y significación, te sientas en la silla y tratas de tomar con tus dedos una idea para sellarla en el papel.

Quizá al principio no ocurra nada. Quizá todo persista como inexistente a tu alrededor. Entonces la pieza de arte más exquisita: escuchar el melisma de las notas. Allí el recuerdo se hace visible. Cada frase, oración y párrafo se conecta con el compás de la melodía.

El arte musical libera el arte de escribir

He oído decir que cada frase en su fase final contiene su propia tonalidad. Y cada puntuación y coma logra el objetivo del tiempo. Entonces, así nada más, lo que me hubiese tomado horas escribir, la música lo lleva de la mano.

Exquisito. He aquí la musa más atractiva de mis palabras. Y tú, ¿Cuál será la próxima melodía que inspirara tus relatos y poemas?

2 comentarios en “¿Bloqueo de escritor? Escuchar música aumenta la creatividad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .