El cuento como herramienta de significación política, social y cultural | Ensayo

El cuento breve o micro relato

Los buenos perfumes se guardan en frascos pequeños. Esta es una premisa conveniente a la hora de hablar del relato breve o “micro relato” como suelen apodar muchos escritores a este género que aporta un sin fin de posibilidades para el que quiere iniciarse en las letras.

El cuento corto es el género de la sorpresa y del éxtasis imaginario por excelencia. Y se requiere de características muy precisas para lograr su fin último: impactar la psique del receptor y, si el viento sopla a nuestro favor, conducir la barquilla del lector hacia una reflexión crítica del mundo que le rodea.

Sin embargo, a pesar de la capacidad expresiva y comunicativa que tienen los relatos breves, los aficionados a las letras fabrican historias banales que solo permiten ver sus sentimientos más profundos, en lugar de abrir una puerta al mundo sociopolítico y cultural  en el que habitan.

La escritora Katherine Mansfiel dijo correctamente que: “lo importante en los cuentos es el significado que encierran”.

Partamos, entonces, reflexionando acerca de la forma en la que el autor se acerca al papel y escribe un relato, una corta impresión de la vida, una sola fotografía del mundo inmediato.

Proceso creativo de escritores noveles

En ocasiones estos momentos de motivación surgen del mundo interior del escritor. Casi en la mayoría de los casos los escritores noveles buscan dentro de su propio baúl de recuerdos, vivencias y sentimientos, aquel relato que impactará a sus lectores, y no está mal hacerlo.

Lo interesante de esto es que, lo que para muchos es un gran tema, debido a que contiene sus más profundos sentimientos de miedo, angustia, felicidad o fascinación, para otros quizá sea sencillamente una impresión vaga y de poca trascendencia. La materia prima del relato breve, ―especialmente por ser eso, breve―, se encuentra en la esfera de lo social, en la impresión que se tiene, por ejemplo, de un hombre azotado por los problemas de su país, en la mente de un habitante feliz o frustrado que se suscribe en una cultura y que es autónomo y capaz de impactar su entorno.

El cuento breve es atrayente por el simple hecho de que golpea directamente el inconsciente del lector haciéndole reaccionar ante un suceso inmediato. Y me atrevo a decir que en muchas ocasiones lo que buscamos en un cuento es leer una impresión del abstracto mundo en el que vivimos, o al menos, una explicación del mismo.

Queremos muy profundamente que alguien nos explique lo que sucede a nuestro alrededor y es allí donde los mejores relatos brillan en la historia. Quiero ser reiterativo en que, como muchos otros escritores afirman, “el autor del relato breve debe ver a su alrededor, tener los ojos bien puestos en lo que sucede en su entorno”, solo así la obra literaria tendrá significado.

Dos ejemplos

 LA OVEJA NEGRA – AUGUSTO MONTERROSO

En un lejano país existió hace muchos años una Oveja negra. Fue fusilada. Un siglo después, el rebaño arrepentido le levantó una estatua ecuestre que quedó muy bien en el parque. Así, en lo sucesivo, cada vez que aparecían ovejas negras eran rápidamente pasadas por las armas para que las futuras generaciones de ovejas comunes y corrientes pudieran ejercitarse también en la escultura.

Aquí una breve imagen del mundo y sus críticos. De los ídolos de una sociedad siendo apagados por la violencia del poder, dejando a las futuras generaciones nada más que íconos para recordar, reflexiones para calmar la angustia en un mundo cada vez peor.

 AMOR 77 – JULIO CORTÁZAR

Y después de hacer todo lo que hacen, se levantan, se bañan, se entalcan, se perfuman, se peinan, se visten, y así progresivamente van volviendo a ser lo que no son.

¿Qué son estos? Experiencias vividas que suscitan reflexión. Un llamado a mirar por la ventana y ver lo que nos atañe a todos: la vida.

0fbea-julio

El Universo del relato

Es así como, al escribir nuestro relato, estamos dando por sentada la existencia de un universo, el universo de ese relato. Como autores de ese relato estamos transformando los datos que conocemos del mundo exterior en el material de la narración que contamos, pero esa transformación no es una mera copia, por supuesto, sino que al crear el universo del relato lo que estamos haciendo es seleccionar y combinar los datos extraídos del mundo exterior para dar forma y sentido al material de nuestra historia. De este modo el universo del relato adquiere su propia identidad.

En el cuento de Augusto Monterroso, por supuesto que no existe tal cosa como animales esculpiendo estatuas, pero representan una sustracción del mundo real en donde la sociedad es el eje principal del relato.

Así pues, al extraer del mundo las formas de la sociedad y de la cultura, y al acoplarlas con la ficción (razón por la cual se llama cuento y no crónica), el escritor puede mostrar de forma muy clara lo que le desagrada o marcha mal en el mundo, y esto, querido lector, es a lo que llamamos significación.

peliculas-romanticas.jpg

En todo buen relato debe existir una conexión integradora con la realidad exterior. Afirmaba Julio Cortázar que los buenos relatos son aglutinantes de una realidad infinitamente más vasta que la de su mera anécdota y que por eso han influido en nosotros con una fuerza que nos haría sospechar la modestia de su contenido aparente, de la brevedad de su texto.

 En otras palabras, el autor de un buen relato ha de saber, ante todo, integrar en su desarrollo y en la psicología de sus personajes la realidad externa.

Puedes escuchar aquí mi microrelato: Ahora Hay Paz

Se propone, entonces, siguiendo las pisadas de los grandes escritores, que los más jóvenes reflexionen más en su contexto inmediato y así brinden una impresión subjetiva de la realidad que explique lo inverosímil y lo aparente. Que conjugue lo irreal con el devastador mundo en el que vivimos.

Julio Cortazar, pionero en este género “poco encasillable” como él mismo suele llamarle, afirmo correctamente que “un cuentista es un hombre que de pronto, rodeado de la inmensa algarabía del mundo, comprometido en mayor o menor grado con la realidad histórica que lo contiene, escoge un determinado tema y hace con él un cuento.”

Así, en ocasiones el cuentista escoge la historia, en otras se siente como si el tema se le impusiera irresistiblemente, a todo esto, el sentido que el autor le otorgue a su universo circundante será la medida justa de un buen relato breve.

*Este ensayo hace parte del libro Los oficios inútiles. Todos los derechos de publicación reservados.

 

 

 

2 comentarios en “El cuento como herramienta de significación política, social y cultural | Ensayo

    1. haroldcortes dice:

      Hola Zemeida. ¡Me encanta saludarte! Gracias por tu comentario. Realmente Julio Cortazar fue un pionero en ese arte de retratar lo social y lo politico en sus cuentos y novelas. Y claro! Por supuesto leeré tu relato, estoy ansioso 😀 Saludos

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .